Amores dependientes o dependientes del amor

Si no sabes amar el puede ayudarte

Anuncios

¡Harta! Hartita estoy de que pasen las décadas, cambie el siglo, pase otra década más y la mayoría siga con la misma vaina:

¿No estas casada/tienes pareja? Pero tendrás hijos ¡claro! ¡¿Nooooo?!

Lo único que ha cambiado es que a lo que antes se llamaba cara de besugo ahora se llama cara de emoticono ojiplatico que es como me miran siempre y que antes pensaban “pues no es fea así que algo malo tendrá” y ahora también me dan la opción de ser lesbiana.

Definitivamente si estás solo no es porque te guste y así lo hayas decidido sino porque no has tenido la “suerte” de que alguien te quiera o eres absolutamente insufrible.

Pues no, señoras y señores me han amado, me aman y me amarán de puta madre y no, no me siento sola nunca, tampoco cuando no tengo ningún novio. Tengo un mundo interior tan rico que para ocuparme de él necesito mucho espacio, también tengo animales y familia y por suerte (mi madre dice que eso no es suerte) muchos y muy buenos amigos.

El otro dia la tele estaba encendida y escuché un anuncio que rezaba algo así como si has pasado de ser tú a ser nosotros, nosotros madrugamos, nosotros hacemos deporte… Ya puedes comprarte tal coche. No se cual pues las blasfemias hacia todos los dioses del Olimpo me impidieron escuchar el resto. Pero ¿por qué narices tengo yo que perder mi individualidad cuando me enamoro? Yo escribo, el hace deporte, yo leo unos libros y el otros, yo me voy con mis perros o mis amigos y el hace lo que se le antoja; nosotros nos queremos, nosotros nos respetamos y nosotros hacemos algunas cosas juntos. Tanto si a los demás les parece bien como si no. Y no, no soy una single, soy soltera. Una soltera a la que nunca le ha chillado el útero ni tengo reloj más que en el móvil y que ha preferido dedicarle su vida a si misma. ¿Egoista? Puede. A mi en alguna ocasión me han preguntado si no me da miedo no tener a nadie que me cuide de vieja, eso si que me parece de un egoísmo atroz.

Seguro que muchos conocéis personas incapaces de estar solas, que enlazan una relación con otra, muchas veces para salir de Guatemala a Guatepeor, o personas que no paran de quejarse de lo asquerosa que es su vida con su pareja y dedicándose nada más que al trabajo y a los hijos, o personas que no saben hacer nada solas para su propio deleite. Pero esto es normal, es correcto, lo incorrecto e insultante es que llegues a la cuarentena soltero y sin hijos y encima digas que eres feliz y que te lo pasas teta. ¡Venga hombre!

He pensado muchas veces en esto (me han obligado con tanta preguntita y tanto careto) y creo que por un lado nos influye la memoria histórica, que en el caso de España no es una “memoria de elefante” dado que hasta la Ley 14/1975 la mujer necesitaba la autorización marital o paternal para disponer de sus bienes. No fue hasta la reforma de 1981 que el marido dejó de ser (al menos por Ley) el administrador legal de los bienes de la sociedad conyugal. Hasta entonces la patria potestad la ejercía sólo el padre, a no ser que la madre fuera viuda no tenía potestad sobre los hijos. En 1978 se despenalizó el adulterio femenino, por supuesto el masculino era perfectamente legal.

Otra posible razón es la socialización si no tienes pareja e hijos has fracasado como persona. También la educación marca yo tuve la suerte de ser criada por unos padres setenteros y progres que siempre me inculcaron la idea de estudiar y trabajar para no depender nunca de un hombre. Mi padre pensaba que yo era más inteligente y valía más que muchos hombres y lo último que él quería era verme supeditada a ninguno y lo que si quería era que si había sido rebelde como hija lo fuera aún más como mujer (gracias papis).

La última razón que encuentro para esta sinrazón es la dependencia emocional.

Las relaciones de amistad y sentimentales son fundamentales en nuestras vidas ya que nos apoyamos en ellas a la hora de avanzar y desarrollarnos de forma autónoma.

Las relaciones dependientes son relaciones que se caracterizan por ser inestables, destructivas y marcadas por un fuerte desequilibrio que afecta gravemente a la autoestima y a la salud física y mental. Pese al malestar que su relación les causa son incapaces de dejarla, tienen intenso miedo a la soledad y pánico a la ruptura de forma que si está se produjera conduciría a un síndrome de abstinencia con intenso deseo de retomarla y síntomas de ansiedad y depresión que se ocultan al reanudar la relación o tener una nueva que la sustituya. Suelen ser relaciones posesivas, controladoras con un constante temor al abandono que esconde la necesidad de ser necesitado y querido y un largo historial de relaciones fallidas. No soportan la idea de estar solos.

Si este es tu caso te recomiendo vivamente que acudas a un psicólogo . Conchi Gallen es absolutamente genial. Os dejo el enlace C2C, Coaching y comunicación

Yo como animalista os propongo que además adopteis un gato y tengo razones.

fb_img_1462913698740.jpg

Los instintos de los gatos todavía están muy arraigados a los de sus antecesores y por tanto su proceso de domesticación ha sido corto comparado con otras especies, de ahí su sentido de independencia, de ahí y de que no necesitan de nadie para sobrevivir con éxito. Disfrutan de nuestra compañía y nos permiten disfrutar de la suya pero querer controlarlo y manejarlo es ir mas allá de su psicólogía, sería encerrar el viento en una jaula. ¿Alguna vez habéis visto un gato amaestrado en un circo? No. Pues eso que yo soy gata y gata, primero por independiente y segundo por madrileña.

Término ofreciendo una selección de canciones sobre la soledad hecha por mi amigo César Alonso de Velvety

Autor: planetaanimalsite

Periodista que lucha con las palabras contra cualquier forma de injusticia, sobre todo por los que no tienen voz. Adoptante de vocación y vocal en la Asociación animalista Aspetga.

5 comentarios en “Amores dependientes o dependientes del amor”

Los comentarios están cerrados.