El mendigo y su perro

Tara fue mi primera perra, sólo mía no de la familia. La crié a biberón y estuvo conmigo 16 años. No tenía un año cuando un fin de semana que tenía que trabajar muchas horas, andaba yo quejicosa por tantas horas de Tara sola y sin salir a la calle cuando un amigo me propuso llevársela a su finca. Vi el cielo abierto. Tara conocía a este amigo y sería feliz corriendo por la finca. Así lo hicimos.

Volví muy tarde por la noche y cuál no sería mi sorpresa al encontrar a Tara en el portal. El aspecto era lamentable; tenía el morro en carne viva de rastrear y también las almohadillas de las patas de tanto correr. Había recorrido 80km tras escavar bajo la valla de la finca y había cruzado la M30 de Madrid. Fuimos a un veterinario de urgencia y me dijo después de curarla una frase que nunca pude olvidar: “Los perros prefieren estar debajo de un puente con sus amos a una finca con otro”

Cuantas veces hemos visto a un mendigo con un perro y hemos pensado pobre hombre y a la vez nos hemos preguntado ¿como puede ser tan canalla de tener así a un perro? Pues nos equivocamos.

Hombre y perro son vagabundos, pasan hambre, calor o frío y están solos.

En el caso del perro no tiene en cuenta ni el dinero ni la situación de su amo, sólo su amor y compañía.

En el caso del hombre no tiene nada ni a nadie, es despreciado y maltratado. Es ignorado.

Entre ellos se establece un vínculo único basado en la compañia las vicisitudes, el alimento compartido y una vida en la que ninguno tiene privilegios, viven de igual a igual por lo que su relación es totalmente sincera.

La mayoría de los albergues no permite la entrada a perros y sus compañeros humanos se niegan a pasar la noche caliente sin ellos.

También los perros les sirven de defensa ante los grandes peligros que conlleva vivir en la calle.

Quiero mencionar una campaña que realizó las pasadas Navidad HUMANYAMAL con el objetivo de atender a las personas sin hogar y sus mascotas, proporcionando información, reparto de comida y objetos de aseo y atención Veterinaria gratuita.

Os dejo el enlace de los activistas parisinos 1e quitaron a un mendigo su perro y el tremendo llanto de ambos

Mucha gente pequeña en lugares pequeños pueden cambiar el mundo.

 

Anuncios

Autor: planetaanimalsite

Periodista que lucha con las palabras contra cualquier forma de injusticia, sobre todo por los que no tienen voz. Adoptante de vocación y vocal en la Asociación animalista Aspetga.