Animales inmolados en guerras humanas

Desde que existe el hombre existe la guerra.

Allá el hombre, diría aquel, si se quieren matar que se maten, si con ello matan a sus crías, a sus madres, hermanos y demás inocentes allá ellos. Pero la cosa no queda ahí, no.

No contentos con masacrarse destruyen la naturaleza con sus misiles o en su día sus bombas atómicas y gastan ingentes cantidades de dinero que podrían salvar al planeta Tierra.

Yo quería hoy hablar de los inocentes (no de los niños y demás que perecen porque así lo decide su propia especie) si no de aquellos que el hombre utiliza y sacrifica sin su conocimiento ni consentimiento. Los animales inmolados, los modificados genéticamente, los kamikazes que no saben que lo son.

Voy a comenzar al revés, porque soy así de chula (madrileña, claro). Voy a comenzar con los experimentos más actuales, experimentos que al comenzar esta investigación me han dejado boquiabierta.

Abejas detectores de bombas. Al ser rastreadores natos por sus antenas capaces de detectar el polen en el viento y seguirlo hasta flores específicas, están siendo entrenadas (en la imagen podemos ver con que crueldad) para reconocer los aromas de los componentes de las bombas.

Insectos ciborg. El departamento de defensa de E.E.U.U. está desarrollando organismos cibernéticos en su programa de insectos híbridos. Se trata de implantarlos durante las primeras etapas de la metamorfosis para que crezca el tejido al rededor. Pueden ser rastreados, controlados y utilizados para recopilar y transmitir información de forma que una oruga pueda ser un espía o llevar un sensor de gas para detectar un ataque químico.

Los delfines empezaron a trabajar para la Marina de los E.E.U.U. hace más de 40 años para detectar, localizar y marcar las minas. Hoy en día el Ministerio de Defensa Soviética, ordenó la compra de cinco delfines para el acuario de Sebastopol, donde los entrenan como militares para detectar bombas y llevar explosivos a los buques enemigos. Según palabras textuales ” lo malo es que es demasiado caro pues hacen falta mucho tiempo y recursos para entrenarlos y los explosivos, bueno, suelen explotar”

El pentágono ha reclutado perros a los que escanean los cerebros. El proyecto se llama FIDOS y seleccionarán a los mejores candidatos estudiando por medio de la Resonancia Magnética la reacción al entrenamiento en tiempo real. Así el adiestramiento de los perros militares será más rápido.

Ahora voy hacia atrás (como los cangrejos) y me remontó a 1942 con los PANZER KOMMANDANT en Stalingrado. Estos perros (última imagen) eran entrenados poniéndoles la comida bajo los tanques; en el momento “adecuado” les colocaban un chaleco de tela cargado de Trinitrotolueno (TNT) que hacían estallar cuando el perro se arrastraba bajo el tanque enemigo en busca de su comida. Los animales acudían a inmolarse movidos únicamente por el entrenamiento y el hambre sin saber cuál sería su cruel destino. 

Retrotayendome aún más, los perros eran ya utilizados en las guerras romanas poniéndoles collares y armaduras con pinchos.

En las guerras humanas los perros han sido utilizados como mensajeros, rastreadores, exploradores, centinelas y kamikazes. ¿Alguien da más?

No quiero olvidarme de Caballos, Camellos, Mulas, Burros y Elefantes que fueron usados hasta que la era moderna los sustituyó por los tanques y que murieron como soldados en primera línea de batalla o cargando campamentos y armamento.

Perros antitanque, gatos e insectos espías, osos soldados y delfines porta explosivos.

Los animales no evolucionaron con el fin de intervenir en los conflictos del h?ombre.

img_20160403_204816.jpg

img_20160403_215527.jpg
Gusanos mutados genéticamente
img_20160403_205143.jpg
Caballos, Camellos, Elefantes, Burros
img_20160403_205248.jpg
Perros Kamikazes segunda mundial

 

Anuncios

Autor: planetaanimalsite

Periodista que lucha con las palabras contra cualquier forma de injusticia, sobre todo por los que no tienen voz. Adoptante de vocación y vocal en la Asociación animalista Aspetga.